La gran idea del Marco Común de Competencia Digital Docente

Por mi perfil algo heterogéneo he de decir que las competencias digitales a pesar de no ser el campo en el que estoy educando todavía muy inclusivas, forman parte de mi formación y de mi programación desde siempre.

Como idea es un gran avance ya que forma a cualquier profesor no solo para desequilibrar la brecha digital existente entre profesorado y alumnado sino también para mejorar sustancialmente la programación dentro y fuera del aula. Y es que yo tengo muy claro la necesidad vital de la Competencia Digital Docente en las metodologías educativas actuales, como medio de estimulo al alumnado y como medio de refuerzo de contenidos tanto básicos como de contenido adicional o suplementario.

El problema que veo en este macro proyecto es la poca adaptabilidad al profesorado diverso, es decir, realmente es el mismo tipo de cursos (en sus diferentes formas, microcurso, curso o macrocurso) que tienes que ir completando para conseguir las diferentes insignias digitales que te otorgan cada una de las competencias. Mis compañeros no tienen formación especifica en TIC, sin embargo a pesar de mi especialización tengo que hacer algunos cursos de Competencia Digital Docente que son de nivel básico, y son pocos los que otorgan niveles altos como C1 y C2. Tampoco me cuentan apenas los postgrados o master ya que Marco Común de Competencia Digital Docente no contempla el reconocimiento que si contemplan otros como el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas, MECRL en el campo de los idiomas.

En resumen podríamos decir que es un gran proyecto, con muchas virtudes pero que debe todavía desarrollarse para ser una gran provisión de conocimiento y herramientas indispensables para cualquier docente sea cual sea su capacidad y su campo.